La Ribera se prepara ante la llegada del apagón analógico el 30 de junio

Los instaladores de antenas han visto subir de forma considerable su trabajo en estas fechas
Creen que la mayoría es consciente del apagón, pero ven más problemas en las personas mayores
La Ribera se prepara para afrontar el apagón analógico que llegará el próximo 30 de junio. El aumento de trabajo para las empresas y autónomos que colocan antenas y televisores en la comarca es síntoma de la cercanía de la llegada del apagón, también anunciada por una masiva campaña de buzoneo con información por los domicilios de la Ribera.
A pesar de todo, instaladores de antenas de la zona creen que la mayoría de la gente está informada, aunque también consideran que los mayores problemas se pueden producir en grupos de personas mayores.
En concreto, las localidades afectadas por este primera fase del apagón analógico en Navarra son las que reciben la señal de los repetidores de Tudela (15 municipios), Yerga (24) y Gastiáin (1). El resto de la Comunidad foral sufrirá el apagón antes del 3 de abril de 2010, fecha tope que marca el Plan Técnico Nacional de la TDT para el cese de emisiones analógicas.
José Manuel Martínez Abadía regenta la empresa Electricidad Martínez desde hace casi 40 años en Tudela. “Nosotros llevamos tres años con el tema de la TDT. Antenas colectivas quedarán muy pocas por colocar en Tudela, pero el problema lo veo más en los particulares dentro de sus casas. De hecho, desde que apareció la noticia en el periódico hemos tenido una subida tremenda de trabajo”, aseguró.
A partir de 40 euros
Esta medida supone un gasto en los hogares y un pequeño incordio a los que lo sufren, pero a la larga es positiva. En este sentido, Jesús Mari Aguado Bayón, de Unitec de Tudela -empresa de electrónica y sonido y reparación de antenas y televisiones-, señaló que “el cambio es muy bueno”. “No por el trabajo que a nosotros nos puede aportar, sino por cómo se verá la televisión y las prestaciones que dará la nueva señal”, dijo.
En dinero, un descodificador puede costar a partir de 30 euros, y el presupuesto para adaptar la antena de un edificio a la TDT varía entre 300 y 600 euros, si se trata de una comunidad, y entre 150 y 300 euros, si es un particular. “Hay que ver los accesorios y trabajo que es necesario. Si solamente es necesaria la antena o si implica también a los cables que bajan de piso en piso repartiendo la señal. En las comunidades antiguas hay que cambiarlos porque dan problemas y la señal llega muy deteriorada a los vecinos de los primeros”, comentó el arguedano Manolo ??ñiguez García, instalador autónomo.
El ablitero Juan Carlos Aznar Arriazu, que lleva diez años colocando antenas para empresas de venta de televisores de Tudela, destacó la gran demanda que se está dando en los últimos meses y señaló el malestar que ha detectado entre los usuarios sobre la posibilidad de no sintonizar la ETB en Navarra. “Espero que los políticos de ambas comunidades se pongan de acuerdo y se siga viendo, aunque el futuro no está muy claro”, concluyó.
Fuente : DiariodeNavarra
Claudio Hernández Diesl.com
Menú de cierre