El fútbol cambia de dueño

Mediapro controlará los derechos televisivos de 17 de los 20 equipos de la Liga Profesional la próxima temporada, pero debe buscar fórmulas para explotarlos.
El aficionado al fútbol está viviendo esta temporada un momento dorado, con hasta cuatro partidos de la Liga de Primera División ofrecidos en abierto en una sola jornada. Detrás de este inusual hecho está otra consecuencia más de la denominada guerra del fútbol, que libran desde hace años Audiovisual Sport y Mediapro por controlar los derechos televisivos de este deporte.

Las sucesivas batallas judiciales han permitido a la productora de Jaume Roures tener cada vez más posibilidades para retransmitir estos encuentros, que se están ofreciendo fundamentalmente a través de La Sexta y las autonómicas. Pero el fútbol en abierto no es una tendencia de futuro, sencillamente porque no es económicamente rentable.

En la próxima temporada habrá cambios sustanciales. En primer lugar, Mediapro asegura que ha firmado acuerdos con 38 clubes de la Primera y Segunda División del fútbol español y tendrá que pagar entre 500 y 550 millones de euros por ellos. La productora de Jaume Roures controlará 17 de los 20 equipos de la llamada liga de las estrellas, lo que le garantiza la posibilidad de comercializarlos en pago por visión, como lo ha hecho hasta ahora Audiovisual Sport a través, fundamentalmente, de Digital Plus.

Pero aquí surgen los problemas para Roures, que no cuenta actualmente con canales suficientes para explotarlos y se abren una serie de interrogantes sobre la forma que los espectadores verán los partidos a partir de septiembre, que todavía no se han despejado.

Mediapro posee una importante parte accionarial de La Sexta, canal en el que se verá el partido en abierto perceptivo por la ley. Tiene además un canal propio, Gol TV, que lleva varios meses en antena y en los que emite partidos de otras ligas europeas. Actualmente se puede ver en Telecable, Orange y Euskaltel, que solo cuentan con el 6,2% del número total de abonados en España a televisiones de pago, según los últimos datos publicados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Una de las posibilidades de Mediapro es llegar a acuerdos con el resto, Telefónica, Ono y Sogecable, este último su principal competidor y rival en la guerra del fútbol, que controla el 51,1% del total de abonados en España.

A partir de la próxima temporada Mediapro estudia emitir, a través de Gol TV, cuatro partidos de la liga de fútbol en Primera División, entre ellos el que actualmente ofrece Canal Plus los domingos. Se pretende que uno de ellos sea los enfrentamientos de cada jornada del Barcelona y el Real Madrid. Este canal también ofrecerá en exclusiva los partidos de pago de la Liga de Campeones.

TDT de pago
Pero la gran baza de Mediapro para poder rentabilizar la gran inversión realizada está en la TDT de pago, un proyecto que debe aprobar el Gobierno, y que según fuentes del sector no está en la agenda inmediata del Gobierno de Zapatero. El pasado 13 de marzo, se dio luz verde al proyecto de ley del real decreto que permite las fusiones entre televisiones, en donde no se hace referencia a la televisión digital terrestre de pago. También la implantación técnica de la TDT de pago requiere su tiempo, entre tres y seis meses, según fuentes del sector, con lo que es muy poco probable que Mediapro pueda utilizar la próxima temporada esta fórmula para comercializar sus derechos.
Claudio Hernández Diesl.com
Menú de cierre