Claro no litigará con el gobierno uruguayo por la revocación de su licencia

Claro no litigará con el gobierno uruguayo por la revocación de su licencia

claro

El operador móvil Claro aceptará la decisión del gobierno de Uruguay de revocar su licencia para emitir televisión de pago vía satélite y no reclamará ante la justicia, según ha explicado el gerente general, Horacio Alvarellos, quien prefiere mantener una relación amistosa con el ejecutivo uruguayo.

El gobierno revocó la autorización que dio el Tribunal de lo Contencioso Administrativo a la empresa de telefonía móvil Claro que la habilitaba a prestar el servicio de televisión satelital para abonados. La aprobación se dio en febrero y Claro pensaba empezar a emitir en julio. En un principio, la empresa pensó en litigar en los tribunales, pero Alvarellos dijo que “acataremos lo que el Poder Ejecutivo cree que es lo mejor para el país y quedaremos donde Claro puede sumar. Si podemos ingresar en este negocio excelente y si no será para un futuro cuando estén dadas las condiciones“.

El gerente general de la compañía -propiedad del empresario mexicano Carlos Slim- dijo que no hará juicio al estado porque la posición de Claro no es generar conflictos en el país. “Nuestro negocio principal es la telefonía celular, ingresar en este nuevo mercado o producto era atractivo. Nuestra relación conciliadora con el gobierno no es de ahora, desde la operación de Claro en Uruguay o de CTI en su momento hemos tenido buena relación o sea que no es la política de Claro hacer juicios por daños y perjuicios”.

Claro fue autorizada a ingresar en el mercado de la televisión en 2008. Un año después, el gobierno revocó la autorización argumentando que no estaba en condiciones de otorgar esa autorización por estar elaborando la política de comunicaciones.

Menú de cierre