La Ultra Alta Definición, una realidad en 88 millones de hogares en 2020

La Ultra Alta Definición, una realidad en 88 millones de hogares en 2020

ses

La Ultra Alta Definición (UHD), que soporta imágenes con una calidad cuatro veces mejor que la actual Alta Definición (HD), será una realidad en unos 88 millones de hogares de todo el mundo en 2020, según la compañía de satélites SES Astra.

De acuerdo a las previsiones de SES, los sistemas técnicos para la Ultra Alta Definición estarán disponibles en 2016/2017, aunque la tecnología no alcanzará su mercado comercial masivo hasta 2022/2023. Para entonces, ya existirán unos 231 canales de UHD, 88 millones de hogares recibirán al menos un canal con esta calidad y 50 millones dispondrán de receptores instalados.

Además, para 2025 casi la mitad de las televisiones serán compatibles con esta calidad de imagen y la cuarta parte de los hogares tendrán al menos, un televisor en UHD, según las previsiones de la plataforma de satélites, que espera que esta tecnología impulse a los fabricantes hacia pantallas de 50 pulgadas o superiores.

Antes, sin embargo, los fabricantes deben apostar por esta tecnología. “Gracias a la capacidad de ancho de banda de la emisión por satélite, estamos potencialmente preparados para transmitir en ultra HD en cuanto este tipo de televisores sea una realidad en los hogares de nuestros clientes. Con este proyecto hemos querido probar la cadena completa de producción, emisión y recepción de un contenido 4K“, indicó el subdirector de Explotación de Canal+, José Luis García, coincidiendo con “El día 4K” celebrado por el canal de pago la pasada semana.

De momento, la ultra alta definición en España se ha limitado a emisiones en pruebas y algún evento con esta tecnología. En el otro extremo está Japón, donde la televisión pública NHK ha apostado ya por una resolución todavía mayor, 8K, que ha bautizado con el nombre de Super Hi-Vision. Entre ambos puntos “hay un camino que recorrer”, según ha indicado Canal+. Los expertos señalan que la próxima Copa del Mundo de fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016) van a ser los acontecimientos que van a impulsar definitivamente la implantación de este sistema.

Menú de cierre