La piratería acelera el estreno de las series en las plataformas de pago

La piratería acelera el estreno de las series en las plataformas de pago

El próximo 27 de febrero se estrenará en Estados Unidos la tercera temporada de House of Cards, cuyos 13 episodios estarán disponibles en el servicio VoD de Netflix, y por primera vez en Europa tan sólo unos días más tarde en plataformas de pago europeas como la polaca nc+, en un intento de atraer nuevos abonados a través de su servicio VOD.

Los intervalos de tiempo entre el estreno de la serie en Estados Unidos y en Polonia se ha ido acortando: la primera temporada pudo verse pasados varios meses en VoD (video on demand o vídeo bajo demanda), la segunda pocas semanas después, y la tercera al día siguiente de su estreno al otro lado del Atlántico, tendencia que parece respaldar los argumentos de los internautas europeos, dispuestos a pagar por ver las series inmediatamente después de su estreno en Estados Unidos, y quienes además defienden que así la piratería se reduciría notablemente.

Al igual que en España, donde el valor total de los contenidos y soportes pirateados tan sólo en 2014 se cifra en más de 15.000 millones de euros, el sector audiovisual en Polonia padece un grave problema de piratería a gran escala en términos de contenidos descargados ilegalmente, cuyo impacto en el PIB nacional ha sido estimado por la consultora PriceWaterhouseCoopers (PwC) en 700 millones de euros anuales.

Según la web torrentfreak, en 2014 la serie con el récord de descargas ilegales fue el capítulo de estreno de la quinta temporada de Juego de Tronos, que en España está disponible en los servicios VoD legales más conocidos: Yomvi (Canal+, que los suele estrenar en Internet y después con pases en televisión, punto en el que sufre la piratería), los disponibles en plataformas de cable/adsl (Ono etc) y los más recientes Wuaki.TV y TotalChannel.

Menú de cierre